Ciudad Real

Ciudad Real, gracias a su ubicación privilegiada y a sus vías de comunicación, es un punto de partida ideal para visitar la gran riqueza patrimonial y natural de la provincia. Destacan los conjuntos histórico artísticos de Almagro y Villanueva de los Infantes, el primero, sede del festival internacional del Teatro Clásico y sede administrativa de la Orden de Calatrava desde el siglo XIV, donde se propicia la construcción de palacios, casas solariegas, iglesias, santuarios y conventos de las más importantes Órdenes. Villanueva de los Infantes, situado en el Campo de Montiel, foco espiritual de La Mancha en el Siglo de Oro y lugar elegido por Francisco de Quevedo para morir en 1645. Como tierra de frontera, de Órdenes Militares y castillos, quedaremos impresionados al visitar dos de sus hitos más importantes. En primer lugar Calatrava la Vieja, en Carrión de Calatrava, antigua ciudad fortaleza y en la Alta Edad Media, la más importante en el camino de Toledo a Córdoba, donde se fundó la Orden de Calatrava en 1158. Y el Sacro Convento y Castillo de Calatrava la Nueva, en Aldea del Rey, en un enclave privilegiado, dominando el Puerto de Calatrava y enfrentado al Castillo de Salvatierra, donde los caballeros calatravos fijaron su sede a partir de 1217.